Los Planetas

Sol
Helios, Febo, Apolo,
Sol “dios de la Vida, Curación y las Artes”
Leer más...
Luna
Selene, Artemisa, (Diana) Hécate,
Luna “diosa de la Fertilidad”
Leer más...
Mercurio
Mercurio-HermesHermes
Mercurio “dios de la Elocuencia y el Comercio”
Leer más...
Venus
Afrodita, Venus “diosa del Amor y la belleza”
Leer más...
Marte
Ares, Marte “dios de la Guerra”
Leer más...
Jupiter
Zeus, Júpiter “dios Padre”
Leer más...
Saturno
Kronos, Saturno “dios del Tiempo”
Leer más...
Urano
Kaos – Aion, Urano   “dios del Cielo”
Leer más...
Neptuno
Poseidón, Neptuno   “dios del Mar”
Leer más...
Pluton
Hades, Plutón “dios de la Muerte y el Sub-mundo”
Leer más...
Luna
Selene, Artemisa, (Diana) Hécate,
Luna “diosa de la Fertilidad”

En la mitología, la diosa Luna (hermana del Sol) era personificada por una mujer joven y hermosa, de pálido rostro; coronada con una medialuna resplandeciente; conducía el carro de plata de la Luna a través del cielo nocturno; apareciendo siempre detrás del Sol, como si lo siguiera… Las múltiples caras de la Luna, constantemente en cambio han fascinado al hombre desde siempre, siendo fuente de innumerables mitos y leyendas.
En el cielo, era Selene diosa de la Luna, protectora de la mujer, (sobre todo en los partos) su fertilidad y de los niños pequeños; en la Tierra Artemisa (Diana) diosa de los bosques y la caza y en el infierno Hécate, diosa de los hechizos.-

Influye en las mareas ya que el movimiento periódico y alternativo de ascenso y descenso de las aguas del océano se produce por la atracción del Sol y de la Luna. La Luna, simboliza a la madre naturaleza, es el principio femenino – pasivo por excelencia. El Sol transmite energía, la luna la absorbe y asimila. El ciclo lunar dura en promedio 28 días y medio coincidiendo con el ciclo femenino.

Tiene un diámetro de un cuarto del de la Tierra y es por lo tanto, sólo una diminuta mota de polvo en el universo.

ASTROLOGICAMENTE representa la subconsciencia, los sentimientos, la fertilidad, la madre, el instinto y la receptividad a los estados de ánimo de otras personas y del entorno. En la carta natal la Luna, revela nuestras emociones, el subconsciente, la tendencia a los ensueños e imaginación y a la melancolía. Nos muestra tu capacidad de imaginación, tu psique, tus reacciones afectivas, tus gustos por el hogar y la familia, etc…

CARACTERISTICAS BASICAS.

PRINCIPIO: Fecundidad, maternidad, nutrición y protección; el alma, el instinto, multiplicidad, sensibilidad, receptividad, lo inconsciente, pasivo y fluctuante.

ATRIBUTOS: Femenino, negativo, frío y húmedo.

SIMBOLIZA: La fertilidad, la familia, el hogar, la madre, esposa, las mujeres en general y la gente joven. La timidez, lo silencioso, los estados de ánimo, las emociones y los afectos, la nostalgia, la naturaleza, lugares públicos, los líquidos; también lo colectivo, los pueblos y las multitudes.

METAL: Plata.

PROFESIONES: Predispone a empleos en instituciones con muchas personas; al servicio y al comercio relacionado con la alimentación y la bebida; restaurants, bares, etc…  y a la popularidad.

CUALIDADES POSITIVAS: Imaginación, sensibilidad, receptividad, psiquismo, emotividad, plasticidad, vida interior serena, pasividad, generación, amor maternal, docilidad.

DEFECTOS: (mal aspectada) Inconstancia, indecisión, informalidad, sensiblería, frivolidad, indolencia, histerismo, caprichos.

RELACIÓN ANATÓMICA: Rige los órganos reproductores, el abdomen, el estómago, la digestión, el sistema linfático, la lactancia, el ojo derecho en la mujer y el ojo izquierdo en el hombre.

PATOLOGIAS: Enfermedades del estómago, trastornos de la alimentación, problemas visuales, inestabilidad nerviosa.

Corresponde: A la Casa IV y al Signo de Cáncer

 

LUNA EN LAS CASAS

 

Luna en la Primera Casa es sensible, instintiva y receptiva con fuertes sentimientos y rica imaginación. Otorga una personalidad sociable, atractiva y magnética (algo tímida) con una apertura infantil hacia la cual los demás se sienten naturalmente atraídos; dotada de una inteligencia de dimensión cuasi animal; esta persona puede “olfatear” las oportunidades, “sentir” el peligro o “ver venir” las complicaciones. También da deseos de viajar y conocer el mundo.

 

Luna en la Segunda Casa da energías emocionales de reserva, recursos internos de adaptabilidad y la capacidad de saber instintivamente lo que otros quieren o necesitan. Protege los valores propios y es tenaz en mantener lo que se tiene; con tendencia a ser sentimental acerca de algunas posesiones. Las finanzas pueden ser prósperas, pero fluctuantes a menos que esté favorecida con buenos aspectos de Júpiter (planeta de la opulencia) o de Venus (planeta de la atracción).

 

Luna en la Tercera Casa la mente es impresionable, adaptable, con una imaginación extremadamente fértil y curiosa. Los sentimientos tienden a ser un poco cambiantes; tiene un efecto protector sobre los hermanos. La educación temprana es importante y la memoria muy buena. Se expresa muy bien a través de la conversación, la escritura o las artes. Muy buena Luna para los editores y periodistas; si está favorecida por Mercurio puede ser sobresaliente.

 

Luna en la Cuarta Casa está dignificada dando raíces profundas y lealtad a la familia y el hogar, así como fuertes instintos para proteger y nutrir. El hogar es muy importante para su seguridad, es sensible al medio ambiente, emocional, psíquica y sentimental. Los recuerdos y la madre son una parte muy importante en su vida. También indica bastantes cambios de residencia.

 

Luna en la Quinta Casa los sentimientos se expresan a menudo a través del amor a los niños; la imaginación estimula la creatividad. Le gustan las diversiones y las fiestas; también los deportes. La persona es muy sociable y sabe cómo tratar con las personas en general. Otorga además un temperamento y una apariencia juvenil; (hasta avanzada edad) sentimientos de felicidad y optimismo y puede ser también, bastante infantil.

 

Luna en la Sexta Casa su salud física lo mismo que su capacidad de hacer frente a las exigencias diarias, variarán de acuerdo a sus estados de ánimo. Los aspectos de la Luna, revelarán hasta qué punto la persona puede mantener a raya la ansiedad y el estrés. Debe cuidar su dieta ya que al surgir dificultades emocionales suelen presentarse problemas digestivos. Muy buena intuición a través de las sensaciones corporales. Por lo general existe la tendencia a trabajar en instituciones grandes e interactuar con muchas personas.

 

Luna en la Séptima Casa se refleja y es muy sensible a la pareja; tiene una actitud maternal y protectora, con altibajos emocionales. Bien aspectada indica éxito en el matrimonio, en sociedades comerciales y en todo lo relacionado con el público, porque hace a la persona muy popular. Ojo, quienes tienen este emplazamiento deben tener cuidado de no “adaptarse” en exceso a las necesidades de su pareja o los demás; es importante no perder la identidad.

 

Luna en la Octava Casa es receptiva a los impulsos psíquicos; zambulléndose en la mente subconsciente y una capacidad natural para ayudar a otros a descubrir su propio valor y dignidad. Innata habilidad para administrar los dineros ajenos y posibilidad de herencias provenientes de mujeres. Está ligada o relacionada de alguna forma con la muerte o los enfermos graves; estas personas son capaces literalmente de cuidar y atender a otros en momentos traumáticos y de transición. Además posee cualidades para el trabajo de investigación científico (o de detective).

 

Luna en la Novena Casa muy intuitiva, tiene intereses intelectuales da una mente clara de naturaleza religiosa o filosófica; gusto por conocer otras culturas y por los viajes, lo que la llevará a vivir en el extranjero, por lo menos un periodo de su vida. La imaginación es amplia y visionaria; con tendencia a tener sueños premonitorios especialmente si está aspectada por Neptuno; de mentalidad libre, abierta y expansiva. Augura viajes tanto por placer como profesionales.

 

Luna en la Décima Casa es signo de buena fortuna, popularidad y prosperidad, si está bien aspectada. Lleva a sobresalir ante el público y asegura favores especialmente de mujeres. La mente es profunda, diplomática, curiosa e inquisitiva. Es sensible al mundo exterior y los sentimientos muy influenciados por los acontecimientos externos. Sus necesidades de seguridad y protección están muy vinculadas a la profesión, la reputación o el status. Carrera profesional precoz, con gente joven o en ambientes juveniles; popularidad y simpatías.

 

Luna en la Casa Undécima indica que la persona busca seguridad, consuelo y pertenencia a través de los amigos, grupos y organizaciones y tiene la capacidad de llevarse bien con grupos muy diferentes y heterogéneos de gente. Si la Luna está en un signo mutable, tendrá muchas amistades pasajeras y pocas perdurables. Sus objetivos y ambiciones suelen fluctuar con sus estados de ánimo y puede dejarse influenciar demasiado por la opinión de los demás.

 

Luna en la Duodécima Casa es imaginativa, soñadora, misteriosa y también inconscientemente guardar sentimientos ocultos. Puede necesitar periodos de aislamiento para restablecer su equilibrio y paz interior; por lo cual se beneficia con la meditación y los retiros espirituales. Es caritativa, gusta de ayudar al prójimo, debido a la fuerte empatía con los necesitados. La Casa Doce no sabe de límites, es muy tenue la línea entre sus propios sentimientos y los de quienes le rodean, como una aspiradora psíquica “absorbe” lo que circula por la atmósfera. Estados de ánimo melancólicos, fantasía, sueños premonitorios.

 

ASPECTOS GENERALES - BUENOS Y MALOS - en relación a otros planetas

B.A. con el SOL: Equilibrio y armonía interior,

B.A. con MERCURIO: Buena memoria, amplitud intelectual, facilidad para los        idiomas.

B.A. con VENUS: Felicidad familiar.

M.A. con VENUS: Trastorno de las funciones femeninas.

M.A. con MARTE y MERCURIO: Carácter irascible e inestable, confusión                 mental, motricidad deficiente, problemas nerviosos.

M.A. con JUPITER: Trastornos digestivos, hepáticos y riesgo de diabetes;             hace a la persona generosa (más allá de lo conveniente) y gastadora.

M.A. con URANO: Relaciones clandestinas, probables rupturas bruscas.

M.A. con NEPTUNO: Toxicomanías y confusión entre la realidad y la                     fantasía; escándalos públicos.

M.A. con PLUTON: Tendencia a la depresión.

(continuará...)

 

Astromensajesdelolimpo.cl - Copyright 2009 - Sitio desarrollado por Autosonline.cl optimizado para resolución de 1024 x 768